Escucha esta nota aquí

Cientos de personas se reunieron ayer en la sede del instituto del ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva en San Pablo para defender al Gobierno de Dilma Rousseff, que ayer era objeto de multitudinarias protestas en todo el país.

La movilización frente al Instituto Lula fue organizada por la Central Única de Trabajadores (CUT), organización de sindicatos cercana al Partido de los Trabajadores (PT), que lidera Lula y al que también pertenece la presidenta.

Según la CUT, el acto fue "en defensa de la democracia" y "contra el golpe" que supuestamente orquestan los sectores de la oposición, que en las manifestaciones han exigido la destitución de Rousseff. "No va a haber golpe", corearon las personas congregadas frente al Instituto Lula, que amenizaron el acto con una gran parrillada.