Escucha esta nota aquí

La Policía de Santa Cruz cuenta desde ayer con un dron (vehículo aéreo no tripulado) y su respectiva unidad móvil de monitorización, equipados con artefactos sofisticados y con cámaras de vigilancia para realizar tareas a distancia de prevención del delito o ejecutar operativos especiales con información previa precisa, según fuentes oficiales.

El moderno equipo fue entregado ayer por la alcaldesa de la capital cruceña, Desirée Bravo, a una comitiva del Alto Mando Policial local, encabezado por el comandante Johnny Requena, que agradeció la dotación de estos aparatos, que servirán para reforzar la seguridad ciudadana en el departamento.

Inversión económica
El acto de entrega se llevó a cabo en las instalaciones de la Secretaría Municipal de Defensa Ciudadana. De acuerdo con los datos, el gobierno municipal invirtió Bs 3,7 millones en la adquisición del dron y la unidad móvil de la compañía extranjera Army Security, proveídos por intermedio de la empresa española ATyges.

El dron, exhibido ayer, es un pequeño avión sin tripulación de ocho hélices, controlado desde la unidad móvil, que vuela de manera autónoma teóricamente hasta 3.000 metros de altura.

Posee un software que le permite tomar fotografías y realizar filmaciones en alta definición, además de que cuenta con dos cámaras, una de ellas térmica o infrarroja para el reconocimiento facial de personas, para persecución e incluso un zoom para el reconocimiento de placas de vehículos.

“Este equipo sirve para vigilancia aérea, para hacer planimetría, levantamientos tridimensionales de sectores y para verificar presencia de personas hostiles en una zona en la que la Policía necesite operar”, dijo José Alberto Estévez, de la empresa ATyges.

“Es un importante centro de monitorización móvil para hacer controles en toda la ciudad. Es un beneficio para la seguridad ciudadana y es una herramienta con tecnología de punta con la que cuenta la Policía”, manifestó, conforme, el comandante Requena