Escucha esta nota aquí

Francisco Figueroa, ejecutivo nacional de los gremialistas, denunció que el contrabando de productos está golpeando a los comerciantes de las poblaciones fronterizas del país. El dirigente dijo que la devaluación en Argentina y Brasil está ocasionando pérdidas al sector y pidió un mayor control a la Aduana.

“En Brasil el real ha bajado casi un 50%, un quintal de azúcar allá costaba 300, ahora lo han bajado a 100 bolivianos y en Bolivia cuesta más del doble, entonces eso incita al contrabando. El Gobierno debe tomar cartas en el asunto porque están perjudicando al sector, más que todo a los que se dedican a la venta de abarrotes”, denunció Figueroa.

Otra preocupación que tienen los gremialistas de las fronteras es la proliferación de ferias, donde la mayoría de los productos que ofrecen son, a decir del dirigente gremial, introducidos al país por la vía ilegal.

Ampliado de gremialistas en La Paz

El lunes 24 de agosto, la dirigencia máxima está convocando a todos los gremialistas de Bolivia a un ampliado en la ciudad de La Paz, en donde se tiene previsto tomar las acciones correspondientes en caso de que el Gobierno no tome una medida en favor de ellos.