Escucha esta nota aquí

01/05/2015

La concejala suplente del frente Unidos por Cochabamba (Unico), electa por el municipio de Shinahota Elizabeth Carballo aseguró ayer que pese a las amenazas de organizaciones vinculadas al MAS de quitarle su cato de coca y expulsarla del su propiedad por postularse con la oposición, se mantendrá en el lugar con su familia y defenderá sus derechos.

Carballo adelantó que ejercerá su derecho político y enfrentará la situación por la vía judicial. Relató que se enteró de su situación al asistir a una reunión del sindicato para justificar la inasistencia de su padre, de donde fue echada después de que sufrió agresiones verbales.

La coordinadora de las seis Federaciones de Cocaleros del Trópico de Cochabamba anunció que sancionará con la expulsión del sindicato y la pérdida del derecho a cultivar su cato de coca a los ocho concejales que resultaron electos en la zona de Chapare por partidos opositores al MAS.
El anuncio provocó cuestionamientos, incluso la vicepresidenta del Senado, Nélida Sifuentes (MAS), que se manifestó en contra de las amenazas de la dirigencia cocalera.

Por su lado, el concejal titular electo por Unico Limbert Condo dijo que la central 12 de Agosto conminó a la familia de Carballo a deshacerse de su propiedad en represalia porque es opositora.

La Defensoría
Por su lado, el defensor del pueblo en Cochabamba, Andrés Cuevas, expresó su preocupación por las amenazas de los cocaleros de expulsar del sindicato a los opositores.

Desde La Paz, seis senadores opositores exigieron al presidente Evo Morales que se "retracte" de supuestas amenazas contra los disidentes del MAS.

Yerko Núñez, Arturo Murillo, María Landívar, Edwin Rodríguez, Carlos Klinsky y Mirtha Arce enviaron una carta a Morales, en la que le recuerdan que como líder de los cocaleros ‘incitó a sanciones drástica"