Escucha esta nota aquí

El australiano Robbie Maddison, medallista de los X Games, desafió las olas de Tahití haciendo algo totalmente increíble; con su moto FMX, se subió a una ola y logró surfear imponiendo así un nuevo récord.

¿Cómo lo hizo? Le colocó un par de esquíes a las ruedas para poder deslizarse imprimiendo velocidades superiores a los 150 km/h.

Madison se preparó por dos años junto a su equipo para poder realizar esta hazaña que fue grabada en un video y en el cual, se editaron las casi 30 caídas que sufrió antes de poder lograrlo.

“Este fue el escenario más complicado en el que he montado en una moto. Daba mucho miedo. Hay momentos en los que sabes que estás en el lugar equivocado en el momento equivocado. ¡Esto es lo más cerca que he estado de eso!”, dijo Maddison en declaraciones al portal El Espectador.