La cantante y actriz Demi Lovato (25) sigue dando que hablar en los portales de farándula internacional debido a su reciente hospitalización a causa de una sobredosis. Ayer salieron a la luz detalles de su joven existencia, marcada por las adicciones.

Diversos medios señalan que Demi tuvo fuertes luchas desde la adolescencia; a los 17 años se sumergió en el alcohol, las drogas y la bulimia.

“Mi padre (Patrick Lovato) fue un adicto y un alcohólico, y supongo que quise saber lo que encontró en las drogas y en el alcohol”, explicó la cantante, tiempo atrás, en el documental Demi Lovato: Simply Complicated.

La bulimia la atacó casi al mismo tiempo; en 2010, la cantante abandonó una gira con los Jonas Brothers por su desorden alimenticio. Ella misma reveló que, mientras decía estar limpia de alcohol, consumía cocaína.

Demi, que sigue en recuperación, recibió la visita en el hospital de su ex y gran amor Wilmer Valderrama.