Escucha esta nota aquí

Todos los funcionarios del gobierno municipal capitalino han evacuado las oficinas especialmente del Concejo Municipal y del edificio del Ejecutivo, ubicadas en el centro citadino, ante el temor de una arremetida por parte de los comerciantes del mercado Abasto, que se dirigen en marcha hacia el lugar.

 Las puertas de ingreso al edificio del órgano legislativo, ubicado en la calle Sucre, han sido reforzadas con fierros y otros objetos, mientras que a los funcionarios les han instruido que salgan de dichas instalaciones. Lo propio ha sucedido con el edificio de la Alcaldía, ubicado en la plaza de Septiembre.

Se sabe que el secretario municipal de Comunicación, Jorge Landívar, se encuentra reunido con el alcalde para definir medidas.

Un contingente policial acompaña la marcha para evitar excesos. No se descarta el uso de la fuerza, en caso de ser necesario.