Escucha esta nota aquí

El hecho conmocionó al fútbol argentino. Este jueves se destapó una red de prostitución infantil en el club Independiente de Avellaneda que operaba bajo el mando de un exjugador juvenil del rojo de 19 años y de iniciales J.V., que es buscado por la policía de ese país. El hecho se dio a conocer tras el testimonio de una de las víctimas hacia el psicólogo de la institución, que dio parte a la dirigencia y estos sentaron la denuncia.

Según el relato del joven abusado, de 14 años, al menos 20 chicos que forman parte de los equipos de cuarta y quinta categoría de Independiente fueron obligados a participar de encuentros sexuales con hombres mayores en un departamento del barrio de Palermo, en Buenos Aires.

Todo inició a partir de la amistad que tenían los jóvenes con el futbolista J.V., que al igual que los demás, vivía en la pensión del club en Villa Domínico, pero que hace tiempo que no jugaba por una lesión y los dirigentes ya habían decidido no renovar su contrato.

Después de la primera confesión, apareció el testimonio de otra víctima, que mencionó que las salidas hacia el departamento en Palermo se realizaban en horas de la tarde, cuando los chicos tenían permiso para ir al colegio o pasear por la ciudad, ya que la mayoría de los juveniles que viven en la pensión provienen del interior y están lejos de sus familias.

Ante lo sucedido, Independiente manifestó su repudio a las acciones en contra de sus futbolistas menores mediante un comunicado oficial y el club llevará a cabo una investigación para dar con el principal responsable, mientras tanto, la pensión en Villa Domínico fue cerrada por la policía.