Escucha esta nota aquí

El precio del kilo de pollo en el mercado fluctúa entre los 11,50 y 12 bolivianos y los productores avicultores han expresado su preocupación ante posibles pérdidas que pueda ocasionar el descenso del precio de este alimento básico en la dieta de los bolivianos.

Rodolfo Tonelli, presidente de la Asociación de Avicultores de Santa Cruz (ADA), ha manifestado que la caída del precio desincentiva a los productores, situación que se puede revertir a través de una autorización para exportar carne o productos derivados del pollo.

“En estos momentos hay mayor producción que consumo (40 kilos per cápita), entonces vemos que la única forma de salir de esta situación para evitar pérdidas es exportando carne de pollo o embutidos a base de carne de pollo; así conseguiremos un precio aceptable para ambas partes (consumidor y productor)”, afirmó Tonelli.

De acuerdo con el presidente de ADA, el precio del pollo que faenan los frigoríficos está en 11 bolivianos, y para vender a este precio el productor debe comercializarlo en 7,50 el kilo vivo, generando al menos 50 centavos de pérdidas por cada kilo del ave.

“El productor está perdiendo plata y eso puede significar que no reciban pollitos bebé las granjas y nuevamente de acá a poco tengamos la recuperación del precio”, añadió.

Se estima que en marzo y abril la producción de pollo fue de 17 millones; sin embargo, ADA teme que para mayo la cifra pueda registrar leves caídas ante el descenso del precio en los mercados y el desincentivo que hay en el sector.