Las gestiones comenzaron hace tiempo atrás y la idea cobra fuerza en esferas del Gobierno, según admitió este miércoles el presidente en ejercicio Álvaro García Linera. Bolivia buscaría dirigir la Organización de Estados Americanos (OEA) en marzo próximo. 

"Para estos temas se hace lobby con años de anticipación, eso se ha venido trabajado con Cancillería desde tiempo atrás y la posición oficial va a ser anunciada por la Cancillería (...) Existe una estrategia del país a corto y largo plazo", afirmó en conferencia de prensa el segundo mandatario, actualmente presidente por la ausencia de Evo Morales.

Durante esta tarde, Morales se reunió con José Miguel Insulza, el actual secretario del organismo internacional, aprovechando su estadía en Costa Rica, donde tiene lugar la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Sin embargo, en días pasados se dio a conocer que el país apoyaría la candidatura de Luis Almagro, ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, según un comunicado firmado por el canciller David Choquehuanca. 

Los datos señalan que la elección del nuevo secretario general de la OEA será el 18 de marzo, cuando Insulza concluya la gestión que inició en 2010.

Además de Almagro figura como candidato al cargo el exvicepresidente de Guatemala, Eduardo Stein, tras que el excanciller peruano, Diego García Sayán retirara su postulación.

En agosto de 2014, Evo Morales solicitó a la OEA desarrollar cambios profundos y, de no ser así, anticipó que el organismo internacional morirá sirviendo a Estados Unidos.