Escucha esta nota aquí

A cuatro días de su implementación, los relevos de los policías que se desempeñaban en la estructura de Gobierno expresaron su malestar porque consideran que fueron desplazados por efectivos militares que no conocen de tareas de resguardo de personalidades. Algunos de los oficiales dijeron que asistieron a cursos especializados sobre esta tarea, pero las autoridades no tomaron en cuenta esa preparación.

El martes, el ministro de Gobierno, Hugo Moldiz, dijo que la decisión se tomó porque el país “ya no vive acechado por el peligro ni del separatismo, terrorismo o golpe cívico-prefectural que desarrollaron grupos extremistas; hay estabilidad, por tanto hay tareas más importantes para reorientar los recursos humanos y económicos”.

El general en retiro y exsenador?Marcelo Antezana afirmó que para el Gobierno se hace muy difícil garantizar la seguridad ciudadana en algunas regiones y el costo de movilización de efectivos militares también representa una pesada carga económica y, por tanto, la salida fue utilizar a 5.000 de 8.000 efectivos que tenía la estructura de Gobierno y ponerlos a patrullar calles y hacer tareas de seguridad ciudadana.

El exdiputado del MAS y expolicía Roberto Rojas dijo que en el parlamento se había propuesto un proyecto de ley de seguridad comunitaria que incluía un mayor número de policías y coordinación con dirigentes vecinales.

Los patrulleros
Desde el martes, militares conducen las motocicletas de la caravana presidencial, aunque los motorizados lucen el logotipo de la Policía, según los ex guardias policiales, solo los choferes de los vehículos del Gobierno se quedaron, el resto fue removido de su cargo.
El ministro de Defensa, Jorge Ledezma, explicó que ningún ministro o viceministro tiene policía de enlace ni edecán. Moldiz afirmó que en las siguientes semanas se presentará en las capitales de departamento a los policías que fueron incorporados a las nuevas tareas de seguridad ciudadana