Escucha esta nota aquí

Este lunes, personeros de la Jefatura de Trabajo en Santa Cruz, entregaron una notificación en dependencias de la Alcaldía municipal conminándola a una audiencia en la que también estará el sindicato de trabajadores municipales y así buscar una solución al problema que se generó con el despido de funcionarios que prestaban servicios en la comuna. 

Dentro del debido proceso, Wilfredo Tarqui, director del trabajo, indicó de que cada parte tendrá la posibilidad de presentar sus descargos y que luego de ello se elabora un informe que pasa a la dirección que es la que finalmente se pronuncia.

Para Celestino Vacaflor, secretario de conflictos de la Central Obrera Departamental (COD), esta es una situación que cada vez sorprende en el sentido de que no se sabe el número real de funcionarios que fueron cesados ya que, según la cifra oficial dada a conocer por la secretaría de Recursos Humanos, Teresa Lourdes Ardaya, son 500 funcionarios los que fueron despedidos; mientras que el dirigente del sindicato de trabajadores municipales, Limberth Lino, insiste en que son unos 2.000 funcionarios los afectados.

"Nosotros estamos listos para participar como mediadores. Esperamos que se nos convoque para actuar", dijo Vacaflor.

Lo que dice el municipio

La secretaria de Recursos Humanos informó que fueron 300 los funcionarios con ítems que fueron cesados y 200 los que tenían contratos. Dentro de las 31 guarderías en las que se generó el conflicto por el retiro de las 'tías', 15 ya estaban atendiendo con normalidad el viernes y se espera que esta semana se restituya la atención en el resto.

Sandra Velarde, secretaria de Administración y Finanzas del municipio, manifestó a EL DEBER, que aún no sabe cuánto se ahorrará con el recorte de entre el 10 y el 15% del personal municipal. Asegura que sería irresponsable hablar de montos en este momento, que son planillas de diferentes secretarías y que hay que consensuarlas.