Escucha esta nota aquí

Un grupo de 164 deportistas extremos superó el récord mundial de caída libre en paracaidismo este fin de semana. Formaron una enorme flor mientras caían desde el cielo sobre la ciudad canadiense de Ottawa y superaron la formación de 138 personas, que ostentaba el récord desde 2012.

El equipo internacional consiguió realizar la impresionante hazaña luego de 13 intentos fallidos. El salto requirió de siete aviones para llevar a los paracaidistas hasta unos 6.000 pies de altura (2.000 metros) sobre la ciudad.

“Fue impresionante (…) demostramos que si se puede juntar el grupo correcto de personas y el equipo de apoyo adecuado y unas buenas condiciones, todo es posible”, dijo Rock Nelson, uno de los organizadores a los medios internacionales, tras el salto, llevado a cabo en un día soleado y con cielo despejado.