Escucha esta nota aquí

La comisión mixta de Constitución reinstaló ayer la sesión para la selección de postulantes a la Defensoría del Pueblo y habilitó a 64 candidatos y descalificó a 99. El procedimiento se realizó el mismo día en que el actual defensor del pueblo, Rolando Villena, criticó la forma en que el MAS procede a la elección de su sucesor y levantó la sospecha de que el oficialismo tiene su candidato por la forma en que “restringieron” postulaciones, bajo la excusa de no presentar la certificación de hablar un idioma originario.

El senador Milton Barón (MAS), presidente de la comisión, lamentó que Villena haya asumido una “posición política” con el fin de “desprestigiar” el proceso de elección del nuevo defensor del pueblo.
“La oposición y oficialismo están trabajando de la forma más transparente en la elección del nuevo defensor, decir que hay un candidato preferencial es decir que toda la comisión tiene su candidato. Es lamentable esa posición política que viene asumiendo el señor Villena”, reprochó Barón.

Por su lado, el defensor señaló que el MAS eliminó perfiles idóneos bajo la excusa de que no hablaban un idioma nativo. “Parece que el régimen tiene a su candidato, no lo aseguro, pero lo sospecho, ya que hay gente calificada que fueron inhabilitadas (...) Hay interés de registrar postulaciones”, remarcó.

El defensor saliente valoró que se exija que los candidatos hablen un idioma nativo, pero dijo que esta condición no debería afectar la carrera del postulante por su trayectoria. Además, sugirió que se debería tomar en cuenta la historia de la Defensoría del Pueblo para elegir a una persona que siga con esa labor.
“Detrás de esto hay una clara intencionalidad de restringir y de limitar las postulaciones, evidentemente con criterios que vayan más en la línea de elegir a un defensor o defensora funcional”, declaró. La senadora opositora Mirtha Arce dijo que vela por la transparencia del proceso