Cerca a 1.500 hectáreas de plantaciones de soya que debían ser cosechados en dos semanas, han sido afectados en los municipios de El Puente (provincia Guarayos) y San Pedro (provincia Obispo Santistevan) debido a la ruptura de un dique, esto a consecuencia de la apertura de un canal hecho de forma irregular por comunarios.

Este martes, una comisión conformada por el director del Servicio de Encauzamiento de Aguas y Regularización del Río Piraí (Searpi) Luís Aguilera, técnicos de esta repartición de la Gobernación y la fiscal Mirtha Mejía, realizaron un sobrevuelo para verificar la dimensión del problema.

Aguilera explicaba a los medios de comunicación, que este canal (irregular) se abrió a consecuencia de las crecidas en Río Grande y está obstruyendo una vía de "escurrimiento superficial fluvial generando una ruptura de dique de propiedades privada dándose inundaciones en áreas agrícolas”. 

La autoridad manifestó que la Gobernación realizará un nuevo proyecto en esta zona para la construcción de diques más estructurados para evitar futuras inundaciones.

“Luego de cada crecida de los ríos, hacemos un análisis de generar o complementar nuevos defensivos de tal forma ha prevenido que hasta ahora no haya inundaciones, ni rebalses”, manifestó Aguilera.