Escucha esta nota aquí

Manuel, un comerciante ferretero vecino del barrio Lazareto, resultó asaltado de forma violenta ayer por dos delincuentes, pero tuvo buena suerte porque una bala dirigida a su humanidad impactó en la puerta de su vehículo y los antisociales no pudieron llevarse los Bs 250.000 que había retirado de un banco, según fuentes oficiales.

El suceso tuvo lugar ayer, a las 11:00, en la calle Pailón, fuera del mercado Lazareto, a unos pasos del kinder Amigos de Jesús, zona concurrida por comerciantes, clientes y padres de familia que acuden a recoger a sus hijos de dicho centro educativo.

Colisión y fuga
Testigos vieron que el comerciante subió a su vagoneta Nissan, luego de comprar algo en el mercado, y dos sujetos en una motocicleta lo interceptaron. Uno quebró la ventana del lado del chofer y este aceleró para dejar atrás al agresor, pero chocó con una Mitsubishi estacionada. El delincuente hizo dos disparos y uno de los proyectiles se alojó en la puerta, a escasos centímetros del conductor.

El alboroto de la gente fue instantáneo, al punto que los ladrones se vieron obligados a huir sin el dinero. “El hombre retiró el dinero de un banco y creemos que lo siguieron desde allí. Está ileso, aunque nervioso por el hecho”, dijo Rubén Escóbar, amigo y vecino de Manuel.
“No tomó sus recaudos; él debió llevar por los menos uno o dos acompañantes para evitar que suceda esto”, dijo el comandante de la Policía, Elvis Antezana, a quien las vecinas le reclamaron patrullaje en la zona y lo pusieron al tanto de que los agentes del puesto policial situado al frente del mercado no salen a trabajar.

Herido en un parque
El jueves, a las 13:30, en el parque municipal del barrio Alto Olivo, dos delincuentes atracaron a un grupo de jóvenes para robarles los celulares. Durante el asalto Erick Junior Aquino Rodríguez (18) resultó herido de bala al intentar escapar.

El proyectil ingresó por la región de la cadera y dañó los intestinos y otros órganos, por lo que lo operaron en el hospital Francés y ayer estaba bajo observación, dijo su madre, Silvia Rodríguez.
José Villarroel, jefe de la Policía de Los Lotes, indicó que se busca a los autores