Escucha esta nota aquí

La Dirección de Abastecimiento del municipio de Santa Cruz en coordinación con el Ministerio de Desarrollo Productivo realizaron, este jueves en los principales mercados de la ciudad, un operativo de control para que el precio del kilo de pollo no sea superior a los 15,50 bolivianos, tope fijado por el Gobierno.

Los comerciantes que resultaron sorprendidos comercializando el pollo a un precio superior al estipulado fueron notificados a través de un formulario. Así también, los funcionarios públicos recordaron que existe una sanción para los vendedores que sean sorprendidos alterando los precios de la canasta familiar.

“El viceministerio de Desarrollo Productivo ha llegado a un acuerdo y se ha fijado que el precio del kilo del pollo no debe superar los 15,50 bolivianos. Estamos controlando de que esta norma sea cumplida”, aseguró Julio César Casanova, jefe de Abastecimiento y Mercados.

La semana pasada, el Gobierno y los productores avícolas firmaron un acuerdo donde se estableció que el precio del kilo de carne de pollo supere los 15,50 bolivianos.

El domingo 8 de febrero, el ministro de Economía, Luis Arce, aseguró que el Gobierno estaba realizando algunos ajustes para evitar la subida del precio del pollo.

Decomisan carne en mal estado

Por otra parte, se realizó una inspección al estado sanitario del producto que era comercializado en los diferentes mercados, dando como resultado el decomiso de más de 70 kilos de carne en mal estado.