Escucha esta nota aquí

La representante del magisterio urbano de La Paz, Vilma Plata, anunció este lunes que no acompañará a la Central Obrera Boliviana (COB) el viernes 1 de mayo y que, por su parte, realizarán una marcha paralela de protesta rechazando el incremento salarial del 8,5 por ciento.

“El salario del 8,5% es una miseria y exigimos el pago de una canasta familiar, vamos a exigir que la jubilación no sea forzosa y que sea pagada por el Estado”, declaró Plata al canal de televisión Gigavisión.

La representante indicó que la marcha se realizará junto a la federación de maestros urbanos y a dos organizaciones que están siendo estructuradas desde la base del Magisterio y contará con la presencia del Comité de Defensa por la Libertad.

“Vamos a marchar con nuestras propias banderas y esto quiere decir independencia política y sindical frente al actual Gobierno, que es antiobrero y es prostranacional”, dijo Plata.

Además, en la movilización, demandarán un mayor presupuesto en las áreas de educación y salud y pedirán que sus Sindicatos se "mantengan y sean respetados en su independencia política y sindical”.