Escucha esta nota aquí

Beyoncé, Alicia Keys y Adele son sus referentes. La gente dice que canta como los ángeles y está abriéndose camino en el mundo artístico para ser una ‘grande’, como las cantantes que admira. 

Isis Alvarado da Silva, de 1,58 m de estatura, 16 años y de nacionalidad brasileña, hace 13 años vive en Santa Cruz de la Sierra, donde logró hacer muchas cosas a su corta edad. 

Sus padres, Carlos Alvarado y María José Da Silva, han sido y siguen siendo su fuente de fortaleza para perseguir sus sueños.

Desde los tres años hasta los siete pasó clases de gimnasia rítmica y a los nueve aprendió a tocar violín en el instituto Superior de Bellas Artes. 
Sus ganas por seguir cultivando su pasión artística la llevó a estudiar canto lírico en el coro Voces del cielo y después dio el paso para cantar música popular, guiada por el profesor Lucio Paz. 

Ahora, esta chica de voz angelical y dueña de unos llamativos ojos verdes (herencia de la familia de su padre y su madre) integra la Camerata del Oriente, luego de haber sido seleccionada en un grupo de 50 personas. 

Isis también se desenvuelve como solista y asegura que es el perfil que quisiera mantener a lo largo de su trayectoria. Adora las canciones en inglés, pero no se encasilla en estas porque sabe que las artistas deben ser versátiles.