Escucha esta nota aquí

La venta de agua del manantial del Silala que realizaría la empresa colombiana Empresas Públicas de Medellín (EPM) a unas 40 empresas mineras en Calama, será incluida en la demanda que prepara el gobierno boliviano en contra de Chile, dijo ayer el ministro de Minería, César Navarro.
“Ahora que les estamos por demandar, porque ni siquiera esas aguas son usadas por el pueblo sino una empresa privada, esa venta será parte de la demanda que desarrollemos en los siguientes meses”, refirió la autoridad.

Navarro recordó que en la primera presidencia de Michelle Bachelet se inició una negociación sobre este recurso y formaba parte de la agenda de los 13 puntos y que hubo un principio de acuerdo porque el Chile pagaría el 50 por ciento del costo de las aguas y en ese entonces 2009-2010, la dirigencia cívica potosina encabezados por Celestino Condori vetaron la negociación.

Colombianos
Ayer, el presidente Evo Morales, en un acto en la localidad de Yura, departamento de Potosí, dijo que con la demanda que instaurará el Estado boliviano en tribunales internacionales Chile debe reconocer que la propiedad de ese manantial es boliviano.
“No es posible, una empresa colombiana vendiendo agua del Silala a diez empresas mineras, nuestra agua les venden los colombianos a los chilenos, seguro que esas empresas mineras deben ser extranjeras allá en Chile todo está privatizado (...) cómo un partido que dice ser socialista va a privatizar aeropuertos y caminos”, dijo.

Según una investigación de EL DEBER, la colombiana EPM compró las acciones de Aguas Antofagasta, que era la que administraba la provisión de aguas a las mineras. El alcalde de Calama, Esteban Velásquez, admitió que ese es un problema interno que deben resolver las mismas autoridades chilenas