Opinión

OPINIÓN

El periodismo que quiero en 2019

Guido Alejandro Arana Hace 12/24/2018 9:00:00 AM

El periodismo que quiero para 2019 es el mismo que quisieron los periodistas que a lo largo de la historia formaron la musculatura de este oficio bajo el fuego de las palabras nobles que construyeron historias, que acompañaron a la sociedad en sus penurias, en sus hazañas cotidianas, en sus memorias de un día, en sus sueños eternos, en sus duelos con el poder hambriento de más poder y en los pequeños detalles que engrandecen al ser humano, a pesar de todo.

El periodismo que quiero es el único periodismo que conozco y que me gusta: el periodismo que escribe sobre lo que le está pasando a mucha gente. El periodismo que el mundo necesita es aquel que se emociona por lo que sucede en las afueras de la ciudad, y también adentro, el que se arremanga la camisa de la vida para mandarse a cambiar, para volver, el que con sus palabras golpea las ventanas de los que se hacen los dormidos, el que cuestiona a los que deciden sobre la vida de los demás, pero también el que hace sonrojar a la sociedad, que está adormecida por la monotonía, por la droga del consumismo, por los realities show, que de realidad no tienen mucho; por el circo que arman los que prefieren que la gente esté ocupada en trivialidades para que no molesten, para que todo siga igual, para que crean que el mundo está mejor así.

Un periodismo que cuente historias y que no se la cuenten a él. Con periodistas que se sorprendan como niños de la realidad porque es así como después se construyen los buenos textos, esos que a usted le encanta leer, mientras cruza las piernas, mientras desayuna emocionado sintiendo el olor de la tinta del diario y el polvo de la ruta por donde anduvo ese reportero que se fue a buscar horizontes. Porque el diario que usted lee es parte de su vida, porque fue el abuelo o el papá el que se lo presentó cuando usted era niño y lo miraba leer bajo la sombra de un árbol, de ese árbol que un periodista es capaz de contar tantas historias para que la memoria nunca se vaya y para que en 2019 el periodismo siga tan vivo y fuerte.