Escucha esta nota aquí

El abogado  brasileño Fernando Tiburcio, quien defendió al exsenador opositor Roger Pinto en 2013, afirmó que Martín Belaunde se comunicó con él vía teléfono para pedir ayuda para su familia, que fue detenida tras su huida en La Paz.

 "Él estaba bastante preocupado con todo, con su seguridad. El tema central fue ese (la familia). No creo que Belaunde venga a Brasil", dijo este jueves Tiburcio en una entrevista telefónica con el programa Levántate Bolivia de Cadena A.

Tiburcio dijo que Belaunde está preocupado buscando un país que dé condiciones de seguridad a su familia. "El único país que no tiene tratado de extradición con Perú es Venezuela. Me pareció ilógico que Belaunde se refugie en un país como Brasil, que tiene un tratado de extradición con Perú", dijo el letrado.

El abogado brasileño añadió que "no se llegó a definir si representaré a Belaunde, pero es posible". "Yo quiero que él tenga la posibilidad de defenderse con sus argumentos sin que el caso sea politizado y en eso voy a ayudarlo", afirmó. 

Según Tiburcio, Belaunde quiere que su caso se analizado con imparcialidad porque tiene argumentos. El prófugo, según la versión de Fernando Tiburcio, cree que no se le ha permitido ejercer su defensa hasta ahora.

El jurista indicó que el caso es incómodo para el Gobierno peruano. "Su preocupación y mi preocupación es, aunque no tengamos definido ninguna estrategia de defensa ni haya aceptado el caso, la politización del tema", manifestó.  

Caso Pinto

El senador Róger Pinto, quien afirmó ser un perseguido del Gobierno boliviano, estaba asilado en la embajada de Brasil en La Paz desde el 28 de mayo del 2012 y abandonó esa legación sin salvoconducto, en un coche oficial escoltado por soldados brasileños y llegó a Brasil gracias a la complicidad de diplomáticos y parlamentarios brasileños.