Escucha esta nota aquí

El Gobierno aprobó hoy el Decreto Supremo (DS) 2346, que instituye el incremento salarial del 8,5% para la clase obrera del país y en un 15% el Salario Mínimo Nacional, llegando a 1.656 bolivianos. Los dos beneficios tienen un carácter retroactivo a enero. 

La medida también contempla al sector público, por lo que el primer mandatario Evo Morales, el vicepresidente Álvaro García Linera, todos los ministros y demás funcionarios públicos igual recibirán una mayor remuneración económica. 

"Es importante cuidar nuestra economía y una forma de cuidar nuestra economía no solo es atender las demandas sino cuidar la economía es potenciar nuestra economía, creo que vamos conociendo ese término (...) Cuando llegamos al Gobierno el salario era de 40 dólares, ahora son 240 dólares", aseguró el presidente. 

Según la disposición, solo en el caso del sector de salud se fija que tenga un carácter inversamente proporcional, mientras que para la Policía Boliviana, Fuerzas Armadas (FFAA) y educación es lineal. En el caso del sector privado es negociable a partir del 8,5%. 

"Es nuestra obligación rendir homenaje a todos los trabajadores, asalariados y no asalariados porque hacen patria (...) Los obreros y los originarios jamás podemos ser capitalistas e imperialistas, somos antiimperialistas", agregó Morales dentro de su discurso.

Sueldo del Presidente

La pasada gestión, el presidente Evo Morales, a través del Decreto Supremo (DS) 1989, incrementó su salario en 1.800 bolivianos, es decir de 18.000 a 19.800 bolivianos. Ahora, con la nueva disposición, llegará a ganar 1.683 bolivianos más, haciendo un total de 21.483 bolivianos.

Lo más bajo de los últimos cuatro años

El incremento del 15% al Mínimo Nacional es el más bajo en los últimos años, tomando en cuenta que durante los años 2011, 2013 y 2014 se fijó un 20%, mientras que en 2012 llegó a un 22,6%. Sin embargo, el porcentaje más reducido tuvo lugar en las gestiones 2007 y 2010, con solo un 5%.

Respecto al básico, el nivel es constante, debido a que en las gestiones 2011 y 2014 llegó a un 10%; 2012 y 2013 fue del 8%. El más bajo fue del 5% durante 2010.