Escucha esta nota aquí

El celeste de sus aguas parece un limpio cielo azul, se lo puede apreciar desde una de las orillas de la Isla de la Luna. Desde allí los incas podían contemplar, en su máximo esplendor, la Cruz del Sur y otras constelaciones, y no solo eso: allí vivían las vírgenes del sol, mujeres que eran entrenadas para ser las esposas del inca. Todavía quedan vestigios del viejo templo.

En la década de los 70, durante la dictadura de Hugo Banzer Suárez, más de 60 perseguidos políticos fueron confinados a este mismo lugar. La Isla de Luna está llena de magia, de historia y de belleza, pero, así como otros, es uno de los destinos turísticos menos visitados del lago Titicaca, razón por la que el Viceministerio de Turismo se ha empeñado en promocionar y, de paso, beneficiar a las comunidades que lo habitan.

El lago es uno de los lugares turísticos más visitados de Bolivia. Pero, al ser una masa de agua de 8.562 km², compartida entre Perú y Bolivia, hay muchos parajes ricos en historia, cultura y belleza que se quedan sin explorar.

Calor de hogar

La noche cae y el cielo está encapotado, el frío hace tiritar a cualquier turista, menos a los habitantes de la Isla de la Luna. “¡Bienvenidos!, siéntanse como en su casa”, dice Porfirio Mamani al grupo de periodistas que llegaron a visitar este archipiélago boliviano habitado por una veintena de familias.

La Isla de la Luna mide 105,1 hectáreas y está flanqueada por la Isla del Sol y el coloso Illampu. Es la segunda isla sagrada del lago Titicaca. Mamani, que además es coordinador de turismo, no escatima detalles al contar, de forma coincidente con la literatura boliviana, que ese lugar fue habitado por tiwanacotas e incas.

Allí el inca Tupac Yupanki mandó edificar un enorme templo con 35 habitaciones, que también pasó a ser un Ajlla Wasi o Casa de las Escogidas Vírgenes del Sol. En ese recinto las mejores muchachas de la comarca eran preparadas para ser esposas del inca.

Los vestigios de este templo aún se conservan y actualmente, en el ingreso, hay un albergue para hospedar a turistas. Los lugareños también abrieron sus puertas al turismo comunitario. El visitante puede alojarse en casas de familia, disfrutar de la comida y compartir sus costumbres.

,

Una aventura en la Isla de la Luna. El turista, además de alojarse en casas de familia, se puede quedar en los albergues que están situados cerca al Templo de las Vírgenes
Una aventura en la Isla de la Luna. El turista, además de alojarse en casas de familia, se puede quedar en los albergues que están situados cerca al Templo de las Vírgenes
El Gobierno nacional junto a los municipios que bordean el lago ha instalado siete miradores para que el visitante pueda disfrutar del paisaje
El Gobierno nacional junto a los municipios que bordean el lago ha instalado siete miradores para que el visitante pueda disfrutar del paisaje
Los pobladores del Titicaca le apuestan al turismo comunitario, el visitante puede compartir su modo de vida y cultura. El Gobierno quiere llevar esta experiencia al resto del país
Los pobladores del Titicaca le apuestan al turismo comunitario, el visitante puede compartir su modo de vida y cultura. El Gobierno quiere llevar esta experiencia al resto del país
En el Museo del Altiplano del hotel Inca Utama, Huajatata, trabaja en tejidos Julia Arratia. De sus manos expertas han salido incomparables obras
En el Museo del Altiplano del hotel Inca Utama, Huajatata, trabaja en tejidos Julia Arratia. De sus manos expertas han salido incomparables obras
Raíces andinas. En el hotel Inca Utama está el Eco-Pueblo Raíces, allí se elaboran lanchas
Raíces andinas. En el hotel Inca Utama está el Eco-Pueblo Raíces, allí se elaboran lanchas
Templo de las Vírgenes. Todavía se puede apreciar los vestigios de esta monumental edificación incaica de 35 habitaciones y dos altares sagrados, dedicados al Sol y la Luna
Templo de las Vírgenes. Todavía se puede apreciar los vestigios de esta monumental edificación incaica de 35 habitaciones y dos altares sagrados, dedicados al Sol y la Luna
El guardián Illampu. Es un majestuoso nevado situado en la provincia Larecajas, de La Paz, está al frente de la Isla de la Luna
El guardián Illampu. Es un majestuoso nevado situado en la provincia Larecajas, de La Paz, está al frente de la Isla de la Luna
,


Viaje en el tiempo
?

La cuna de la morenada, primer puerto de Bolivia y tierra que vio nacer a uno de los padres de la patria, el mariscal Andrés de Santa Cruz, es Guaqui. Hay muchas razones para elegirlo como destino turístico, una de ellas: su pasado ligado a la historia de la independencia del país. Los historiadores dicen que por allí pasó Antonio José de Sucre.

Turismo comunitario

Ariel Ledezma, coordinador de la Unidad de Turismo Comunitario del Viceministerio de Turismo, dice que Copacabana y la Isla del Sol son, turísticamente hablando, los más explotados. Hasta allí llegan en gran cantidad turistas nacionales y extranjeros.

Sin embargo, la situación es distinta con los demás municipios o islas que bordean o están en medio del Titicaca. La Isla de la Luna, los municipios de Guaqui, Taraco, Tiquina, Achacachi y Chúa son solo uno de esos casos.

En procura de que más visitantes lleguen a estos lugares el Gobierno nacional ha hecho alianzas con municipios, gobernaciones, instituciones y pobladores para impulsar el turismo comunitario y que se convierta en pieza clave de la economía de estos pueblos. Además, anuncia Ledezma, se está trabajando en proyectos de financiamiento turístico para las familias bolivianas.

PARA SABER
?

?-Conociendo un lugar sagrado. El lago titicaca se encuentra en el altiplano andino, en la frontera entre Perú y Bolivia, ha sido habitado por Tiahuanacota e Incas, que lo consideraban un lugar sagrado. Ambas culturas atribuyen a este lugar su génesis.?
?
- Achacachi, cuna de ponchos rojos. Este municipio es otro de los que está situado a orillas del enorme lago Titicaca. Gonzalo Laime, cívico, invita a visitar esa tierra de hombres guerreos. Pide no dejarse impresionar con lo que se dice de Achacachi, que últimamente se hizo conocido por los castigos comunitarios, sino darse la oportunidad de conocer sus atractivos y la amabilidad de su gente.

- Las sirenas y el bravo lago. Cuentan que a partir de las 17:00 el lago se pone bravo y no hay navegante que se anime a cruzar sus aguas porque no quiere ser “tragado”. A partir de esta hora también dicen que aparecen sirenas. Michael Maldonado, antropólogo y guía turístico, que ha recorrido de ‘canto punta’ el Titicaca desde hace siete años, señalaque esto no pasa de ser una leyenda que forma parte del enigmático paisaje del lago.
?