Escucha esta nota aquí

Al gobernador Adrián Oliva se le complicó el panorama tras confirmarse un paro indefinido, con bloqueo de las rutas al norte del país y a Bermejo, desde mañana por parte de campesinos de Cercado que buscan aislar a la capital tarijeña.

Persiste el descontento en el sector por la transferencia del dinero para el pago de una parte del Prosol 2015 y ellos quieren que se les pague todo.

El ejecutivo de la Federación Sindical Única de Comunidades Campesinas de Tarija (Fsucct), Santos Valdez, ratificó la medida de protesta para exigir a Oliva la cancelación de ese bono porque no ve garantías reales del pago.

El secretario de Coordinación de la Gobernación, Waldemar Peralta, criticó la posición del campesinado por no aceptar el pago del Prosol, con los Bs 20 millones transferidos a sus cuentas. /D. Maygua