El presidente de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado de Brasil, Aloysio Nunes, cuestionó la labor del ministerio de Asuntos Exteriores (Itamaraty), con respecto a la visita del vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, según el "Diário do Poder".

La critica al titular de esa instancia, Mauro Vieira, proviene de un sector de la oposición brasileña, el partido socialdemócrata, que presiona en contra de las relaciones entre el Gobierno de la presidenta, Dilma Rousseff, y el de Bolivia.

Conoce más: García difunde modelo que redujo la pobreza

García Linera viajó hace un par de semanas a Brasil, por invitación del Instituto Lula Da Silva, para dictar la conferencia "Bolivia, diez años de política étnica y social", lo que molestó a sectores políticos de oposición. 

Lee también: El ‘vice’ destaca los avances económicos en Bolivia

Nunes, cuyo partido está a favor de la permanencia del exsenador pandino Róger Pinto como refugiado en ese país, indicó que el mandatario boliviano "realizó declaraciones que son una intromisión inaceptable en los asuntos brasileños".

El congresista brasileño formulará seis preguntas al ministro Vieira, todas referidas a la visita de García Linera