Escucha esta nota aquí

Con una espectacular ceremonia, inició la cuenta regresiva para la final de la Copa Mundial Rusia 2018, entre las selecciones de Francia y Croacia. Los aficionados presentes en el Estadio Olímpico Luzhnikí de Moscú, retumbaron con la canción del mundial: 'Live It Up', interpretado por Nicky Jam, Will Smith y Era Istrefi.

Un Colorido y masivo despliegue de personas, fue la antesala a la final de la Copa del Mundo. Varios aficionados se trasladaron con los colores de sus países rumbo a Luzhnikí, en Moscú.

Sigue los detalles aquí: