Escucha esta nota aquí

De acuerdo con datos del Instituto Boliviano del Comercio Exterior (IBCE), al primer bimestre de 2015 Bolivia ha pagado 6 millones de dólares por la importación de 13.527 toneladas de arroz en grano. Ante esta situación, los productores arroceros pedirán a la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) que intervengan por ellos y concreten una reunión con el Gobierno.

Shirley Abujder Olmos, gerenta administrativa de la Federación de Cooperativas Arroceras (Fenca), ha manifestado que la importación de arroz está saturando el mercado y restando competitividad al arroz nacional. Dijo que en esta campaña se han cosechado 320.000 toneladas de arroz en chala y que existen aproximadamente 100.000 toneladas estocadas en los ingenios arroceros.

“Queremos que el Gobierno nos explique por qué ha importado arroz cuando nosotros estábamos en plena cosecha, además que teníamos arroz apilado de la anterior campaña. El mercado está abastecido con arroz nacional, el importado está saturando al mercado y afectando al precio y las utilidades de los productores que se ven desincentivados”, dijo Abujder.

Incertidumbre para la próxima campaña

Desde Fenca han manifestado que los actuales precios en el mercado interno (20 y 30 dólares por fanega) están afectando a los productores. En esta campaña se ha cultivado una superficie de 145.000 hectáreas (20.000 bajo el sistema de riego) y existe una incertidumbre con miras a la próxima campaña.

“Los productores han perdido 45 millones de dólares es esta campaña, hay muchos arroceros que han quedado endeudados, no han cubierto sus costos de producción. Por hectárea se gasta 750 dólares, el productor a secado cosecha entre 13 y 17 fanegas, o sea con el precio que pagan los ingenios no se cubren ni los costos”, añadió.