Escucha esta nota aquí

Este domingo, la ciudad de Santa Cruz soportó ventarrones que superaron los 80 kilómetros por hora. Hoy, los vientos alcanzaron una velocidad de 60 kilómetros y dejaron varios árboles derribados. El municipio atendió dos casos; sin embargo, los vecinos enviaron a EL DEBER imágenes de al menos otros dos árboles caídos.

Desde la Unidad Municipal de Emergencias (UME), Luis Sandoval, aseguró que esta dependencia atendió los casos de dos árboles caídos, uno en la zona del estadio de Real Santa Cruz y, el otro, en el barrio Belén.

Hasta la sala de Redacción de EL DEBER llegaron otras denuncias de dos árboles caídos, uno fue reportado en la zona del Plan 3.000, cerca de la rotonda. Otro fue reportado en Equipetrol Norte, en la calle Viador Pinto.

De acuerdo con el Senamhi, los fuertes vientos continuarán en Santa Cruz hasta hoy y mañana su velocidad se reducirá a 20 kilómetros por hora y correrán desde el noroeste.