Escucha esta nota aquí

“Mi sombrero es bien chapaco, mi mantita mucho más, mis ojotas charoleadas, soy chapaca por demás”, así coplea Celide Najali Gaspar Erazo, la talentosa reina del Carnaval Chapaco 2019.

La simpática morena, de 19 años y ojos claros, nació en una familia muy tradicional del municipio de Padcaya, donde desde niña aprendió a soltar coplas con naturalidad y picardía.

Soñaba con reinar en el Carnaval de su tierra y este año conquistó al jurado, representando a la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho, donde estudia la carrera de Química y Farmacia.

Es la primera vez que participa en un certamen de belleza, pero en el modelaje ya lleva un año como parte del staff de la agencia Mac Moda. Ganó experiencia en el Bolivia Fashion Week Cochabamba y en el Tarija Fashion Weekend 2018, evento en el que ya confirmó nuevamente su belleza.

Piensa seguir en los reinados, pero cuando concluya la universidad quiere especializarse en Argentina. Mientras tanto, no se quedará quieta y seguirá como segunda carrera Nutrición.

Actividades y tradiciones

Ni bien fue elegida soberana, Celide recibió invitaciones para ser jurado en las elecciones de reinas de otras localidades y actualmente cumple actividades carnavaleras con la Alcaldía y la Secretaría de Turismo y Cultura de Tarija.

Hoy participará del tradicional Jueves de Comadres, en la plaza principal, y después estará en la tradicional Entrada de Comadres, en la avenida Integración, donde también estará como invitada a reina del Carnaval cruceño, Fátima Jordán.

Celide dice que este día es muy especial porque con la entrega de canastas y el nombramiento de comadres se fortalece la amistad de las mujeres.

“En Tarija los compadres y las comadres entregan canastas, que son diferentes y jocosas. Por ejemplo, las de los hombres lleva un zapallo y las de las mujeres un pepino”, contó entre risas.

Otras actividades que cumplirá Celide y a las que invita al público de todo el país serán el corso infantil, el sábado; el gran corso de mayores, el domingo; el lunes de mojazón, en la plaza principal; y el martes de albahaca, que se festeja en las casas y en los mercados de todo el departamento.