Escucha esta nota aquí

Samantha Markle continúa hablando con la prensa. La hermana de Meghan Markle, que no dejó pasar ninguna oportunidad para criticar a la duquesa de Sussex en los medios, dijo en una nueva entrevista con el programa británico Jeremy Vine que le gustaría que las cosas fueran diferentes.

La mujer, que se hizo famosa por sus insultos en contra de la esposa del príncipe Harry, calificándola de "egoísta inhumana y cruel" y comparándola con el personaje de "Cruella de Vil" de la película 101 Dalmatas, ahora se encuentra de visita en Londres y tiene un tono más conciliatorio.

"Ha pasado tanta agua por debajo del puente y todo se salió de control sin que esa fuera la intención inicial", manifestó Samantha y reveló el verdadero motivo de su enojo contra la duquesa.

"Creo que todos quedamos dolidos por no haber sido invitados a la boda real, pero creo que todo esto se podría haber evitado si nos hubieran incluido y nos hubiésemos puesto de acuerdo en seguir adelante con una actitud positiva y el resentimiento entonces no se habría propagado", apuntó la estadounidense quien dijo que viajó a la capital inglesa en un esfuerzo por encontrarse cara a cara y hablar con la duquesa sobre la salud de su padre.

Samantha también habló sobre su decisión de ventilar su pelea familiar ante los medios.

"Teníamos la esperanza de poder utilizar canales privados, pero eso fracasó y decidimos actuar de forma pública", dijo la escritora a Jeremy Vine. "El objetivo ya no era conseguir un acercamiento sino dejar en claro que no se aísla a la familia si eres una humanitaria", declaró y añadió: "La prensa se estaba burlando de mi familia y eso tenía que parar. Quizás estaba frustrada y mi descargo era más contra la prensa".

Samantha también defendió a su padre, que fue acusado de querer lucrar económicamente con la fama de su hija después de vender fotos "armadas" a un fotógrafo. "Con respecto al dinero y a querer lucrar con su fama, él rechazó entrevistas por las que le ofrecieron 50 mil dólares, así que claramente el dinero no era su objetivo".

Finalmente, Samantha pidió disculpas públicas a Meghan. "Aunque lo creas o no, esto no significa que te queremos menos. Simplemente que estas cosas suceden en las familias cuando hay confusión y gente dolida. Así que te pido disculpas y deseo que las cosas sean diferentes", concluyó.