Escucha esta nota aquí

Después de ocho meses de ver a su hijo postrado en una cama sin poderse levantar Luzmina Burnez acudió a los medios de comunicación para denunciar que quedó en ese estado después de la golpiza que le propinó, supuestamente, un instructor del Área Naval 2 de Santa Cruz, donde prestada su servicio militar.

Luzmina señaló que desde marzo Yamil Montaño Burnez, de 23 años, estuvo internado en el hospital militar Cossmil de la capital cruceña y que los gastos ya superan los 10.000 dólares y que los militares no quieren hacerse cargo de la curación.

"Me están pidiendo que compre ocho pernos para su columna que está en muy mal estado debido a que un sargento de apellido Ramos lo tumbó y castigó en el suelo debido a que mi hijo no podía hacer un ejercicio", dijo la madre a la agencia de noticias ABI.

Cerca del mediodía de este martes familiares del soldado decidieron sacarlo de Cossmil y llevarlo a otro centro médico.

Interviene la Defensoría del Pueblo

La denuncia de Burnez fue atendida por la Defensoría del Pueblo de Santa Cruz. Hernán Cabrera, representante de esta institución pública, acudió la mañana de este martes al Cossmil para visitar al conscripto.

Dijo a EL DEBER que la Defensoría tomará cartas en el asunto e iniciará una investigación para determinar las causas por las que el soldado terminó en esa situación. "Lo que tratamos de averiguar es si fue un accidente o no", indicó.

La madre de Yamil manifestó que su hijo era deportista y que entró en buen estado físico al cuartel.