Policías, jueces y magistrados se constituyen en los principales obstáculos para avanzar en la lucha contra la corrupción, aseguró la ministra de Transparencia y Lucha contra la Corrupción, Lenny Valdivia, a tiempo de advertir que "mientras no haya una reforma profunda, estructural, en la policía y en el sistema de administración de justicia va a seguir habiendo corrupción".

Cuestionada sobre la recurrencia de hechos de corrupción y enriquecimiento ilícito de muchas autoridades locales admitió:"No estamos teniendo los resultados deseados".

A lo largo de su intervención arrancó aplausos cuando afirmó "…en este franco diálogo, les quiero decir que quisiera tener poder para, tal vez, hacer desaparecer a algunos jueces y fiscales o para que me hagan caso por lo menos" e insistió en que la independencia de los órganos del Estado impide una acción más eficaz desde el Poder Ejecutivo.

Críticas hacia los abogados 

"Tenemos un sistema de administración de justicia que está controlado desde los mismos gremios de los abogados ", dijo la ministra a tiempo de admitir que como abogada conoce la dinámica de funcionamiento de los estrados judiciales, donde, según dijo, "hemos generado mañas, tenemos una justicia que se presta para eso. Antes un buen abogado era el que hacía una buena fundamentación jurídica en un memorial, hoy en día -de manera errónea: se considera que el buen abogado es el que puede chicanear más, el que puede dilatar un proceso, el que puede incurrir en prácticas de soborno, lamentablemente esa es nuestra realidad".

Dijo que frente a ello, el gobierno está organizando un primer taller que permitirá sentar las bases para encarar la revolución del sistema de administración de justicia, en el marco de una agenda donde el tema de corrupción será el más importante.

Fondo Indígena 

Antes cuestionamientos concretos de comunicadores de varios municipios, informó que su despacho está haciendo seguimiento detallado a la investigación de casos de corrupción en el Fondo Indígena, donde, según dijo, "los directores ejecutivos a cargo cometieron errores y no hicieron cumplir lo que establece la ley. Sumado a ello la falta de controles internos, la falta de implementación de la Ley 1168, y en algunos casos incluso el uso discrecional de recursos y la falta de criterios uniformes para aprobar los proyectos".

Aseguró que se sancionará a quienes resulten responsables, aunque lamentó que los medios de comunicación se hayan adelantado a informar sobre hechos que no han sido verificados.

Investigaciones lentas 

Reconoció que los procesos de investigación que encara su oficina son lentos y dijo que el gobierno está analizando la aprobación de una normativa que permita a ese despacho trabajar con mayor autonomía y eficiencia.

Propuso una alianza estratégica a comunicadores y comunicadoras locales para avanzar de manera conjunta en la lucha contra la corrupción y anunció que el Ministerio de Transparencia habilitará "una línea de comunicación en la página digital para recibir sus denuncias de manera directa" y presionar para que la policía y el sistema de administración de justicia "que son el talón de Aquiles de la lucha anti-corrupción", se pongan a tono con las demandas de la ciudadanía.