Escucha esta nota aquí

Katherine Crichigno, hermana del ciudadano argentino Nicolás Crichigno denunció al Ministerio Público de Tarija por no preocuparse en investigar la desaparición hasta ahora después de sentar la denuncia el 3 de diciembre del 2014.

Nicólas Crichigno ingresó a Bolivia como mochilero a bordo de su bicicleta el 4 de enero del año pasado. Lo último que sus familiares supieron es que fue contratado como ayudante de camiones por César Anachuri Durán.

“La Fiscalía no ha dado la orden aún para localizar al señor Anachuri para que declare, ni autorizó el allanamiento al lugar donde mi hermano se hospedaba para ver si algunas de sus pertenencias se encuentran allí”, dijo Katherine en contacto con EL DEBER desde Buenos Aires (Argentina).

Según Crichigno, no tienen noticias de su hermano desde finales de marzo de 2014 y la última vez se comunicó el 25 de ese mes por medio de un chat privado del Facebook, donde daba cuenta que se iba a dirigir a Santa Cruz llevando maquinaria para el Gobierno.

Dos días después Nicólas, de 33 años, publicó por su muro de Facebook que estaba en la capital cruceña, a través del GPS.

“Después de ahí nunca más supimos nada de mi hermano”, expresó Katherine, al agregar que la fiscal Cristina Baldivieso, a quien le encomendaron la investigación, se disculpa por no emitir avances bajo el argumento de que tiene muchos casos para atender.

La representante departamental de la Defensoría del Pueblo, Gladys Sandóval, tomó conocimiento recientemente del caso y ordenó indagar sobre la desaparición del ciudadano argentino.