Escucha esta nota aquí

Al menos 18 personas murieron el miércoles y unas 40 resultaron heridas por la explosión "de un artefacto no identificado" en un colegio secundario técnico en Kerch, en Crimea, anunciaron las autoridades rusas, atribuido por las autoridades de la península a un alumno del establecimiento que se suicidó.

"Según las informaciones preliminares, un artefacto explosivo no identificado repleto de objetos metálicos fue detonado en la cantina del colegio politécnico de Kerch. La mayoría de las víctimas son adolescentes", indicó en un comunicado el Comité de investigación ruso, a cargo de los casos criminales.

Esas informaciones confirman las declaraciones del comité nacional antiterrorista ruso, que había evocado un "artefacto explosivo no identificado".

"Es una tragedia colosal: 18 personas murieron, más de 40 resultaron heridas", anunció en televisión el primer ministro de Crimea, Serguei Aksionov.

El sospechoso, según Aksionov, es un alumno del establecimiento. "El autor del ataque se suicidó. Es un alumno de cuarto año de este establecimiento. El cuerpo fue hallado en la biblioteca", declaró al canal ruso Rossiya 24.