Un joven de 20 años, de nacionalidad colombiana, resultó herido de gravedad este domingo después de pisar una mina antipersonal en la frontera de Chile con Perú, a 2.050 kilómetros al norte de Santiago.

La información fue confirmada por el Ejército chileno, que señaló que el accidente se produjo a 400 metros al este de la Carretera Internacional A-5 y al sur de la Quebrada de Escritos, cuando el muchacho intentaba salir ilegalmente del país.

"Entre estos dos puntos se encontraba un campo minado demarcado y señalizado, según normas del Tratado Internacional de Ottawa", indicó la institución militar a través de un comunicado.

Añadió la institución que una vez conocido el hecho, una patrulla de especialistas rescató al ciudadano colombiano, identificado como Marco Cabezas, quien fue trasladado al Hospital Doctor Juan Noé de la ciudad de Arica.

En tanto, el médico Alejandro Tapia, informó a Radio Bío Bío que el joven fue intervenido quirúrgicamente en la madrugada por el médico de turno, "quien realizó una amputación de urgencia a nivel de tobillo".

Más tarde, en un comunicado entregado por el servicio de salud en la zona, se indicó que la intervención "se hizo con el fin de salvar la extremidad y estabilizar su estado de salud".

"En estos momentos el paciente sólo tiene una intervención de urgencia y en unos 4 o 5 días se evaluará la necesidad de realizar una amputación en un nivel mayor, definitiva y cerrada", agregó.

En tanto, el ministro portavoz del Gobierno de Chile, Álvaro Elizalde, dijo a los periodistas que "se está investigando por el Ministerio Público las circunstancias en las cuales se produjo este accidente y también se está determinando cuál es su situación migratoria en nuestro país".

Miles de minas antipersonales y antitanque fueron sembradas en Chile en zonas fronterizas durante la década de los setenta en la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), en un periodo de tensión con Argentina, Perú y Bolivia.