Ver buenas series de televisión nos hace mejores. Lo afirma un estudio difundido por New York Magazine, publicado en la revista científica Psicología de la Estética, la Creatividad y las Artes. Según la investigación, las series de televisión complejas y dramáticas pueden incrementar nuestra inteligencia emocional y volvernos más empáticos.
O, en otras palabras, mirar buenas series nos hace mejores personas. ¿Cómo llegaron a esa conclusión? Para eso, los investigadores contaron con 100 participantes, a los que se les indicó que miraran un determinado programa de televisión. La mitad de ellos miró las series de ficción dramática Mad Men y The West Wing; la otra mitad miró los programas Cómo funciona el Universo y la Semana del Tiburón, de Discovery Channel.

Después de esto, sometieron a los participantes a un test psicológico que habitualmente se utiliza para medir la inteligencia emocional: se les muestran 36 pares de ojos de otras personas y se les pide que determinen qué emoción expresan cada uno de ellos.

La mirada delatora
Los resultados de este experimento demostraron que los que miraron series de ficción tuvieron mucho mejor desempeño en la interpretación de las emociones en la mirada, que aquellos que miraron los programas de Discovery.

El experimento se repitió después cambiando los programas de televisión: por un lado los participantes disfrutaron de las series The Good Wife y Lost, y por el otro de los programas Nova y Grandes misterios del Universo. Al mismo tiempo, en este segundo experimento, se agregó un tercer grupo de personas, conformado por personas que no miraron ni una cosa ni la otra.

Una vez más
Entonces se repitió el test de las miradas, y se volvió a observar que los que siguieron The Good Wife y Lost interpretaron mejor las emociones que los que miraron Nova y Grandes misterios del Universo. Estos últimos, de todas maneras, se desempeñaron mejor en el test que los del tercer grupo, los que no vieron nada de televisión antes del experimento