Escucha esta nota aquí

"Si Julio César Arana salió libre de las atrocidades cometidas por la fiebre del caucho, yo me pregunto: ¿Este servidor no merece algún tipo de exoneración?", escribió en su cuenta en Facebook el ciudadano peruano Martín Belaunde Lossio. 

El texto fue escrito hace 15 horas desde el domicilio en el que se encuentra en la ciudad de La Paz, a la espera de la apelación que realizó ante la Comisión Nacional del Refugio (Conare), que en primera instancia le negó refugio político. 

En la víspera el Canciller del Perú, Gonzalo Gutiérrez, reveló que su presidente Ollanta Humala y el mandatario de Bolivia, Evo Morales, sostuvieron conversaciones telefónicas para asegurar la expulsión del empresario acusado por corrupción. 

Mientras que el ministro de Gobierno, Hugo Moldiz, afirmó que se barajan tres posibilidades para devolver a Belaunde a su país, expulsión, extradición o entrega, dependiendo si puede o no probar que es un perseguido político. 

"Hasta ahora Martín Belaunde no probó ser perseguido político; si no prueba eso, Bolivia lo va a extraditar, o la va a entregar o expulsar", precisó la autoridad gubernamental en entrevista con el medio televisivo Cadena A.