Escucha esta nota aquí

El actual  Gobierno, mediante la ley 571 del 8 de septiembre de 2014, adjudicó a Boliviana de Aviación (BoA) y al Comando General del Ejército, una extensión de 23.486,48  metros cuadrados (m2)  de terreno en el aeropuerto internacional Jorge Wilstermann de la ciudad de Cochabamba, que habrían sido de propiedad del Lloyd Aéreo Boliviano (LAB).

Según la norma emitida hace cuatro años, el terreno de 13.615,62 m2 sobre la avenida Guillermo Killman, para BoA se destinó a la construcción de la infraestructura necesaria para el funcionamiento de un hangar de mantenimiento.

Mientras que para el Comando General del Ejército, los 9.870 m2, ubicados en el sector este, distrito comunal Nº 05, colindante con la avenida Chimoré, zona Jaihuaycu, serviría para el funcionamiento, entrenamiento y mantenimiento del Simulador de Vuelo de los Helicópteros H425 y otras dependencias.

Además, se establece que la ley 571 “se constituye en instrumento legal suficiente para la inscripción del derecho propietario de las superficies señaladas en Derechos Reales y demás registros ante otras instancias”. 

“Esto afecta a los intereses de nuestra empresa. Demostraremos (nuestra propiedad) oportunamente, ante el órgano constitucional del Estado ya que la misma ley no cumple con la legalidad de una transferencia”, aseguró el gerente del LAB, Orlando Nogales. 

Dijo que la situación del Estado se complicaba más porque todavía se encuentra pendiente una consolidación de transferencia de estos predios, pese a las alertas a las autoridades, de parte de los departamentos jurídicos estatales.

Ellos habrían advertido de posibles incumplimientos de deberes de autoridades encargadas de dar solución a esa “transferencia irregular”, de acuerdo a lo manifestado por Nogales.

Las explicaciones

Desde BoA, el gerente general Ronald Casso, indicó que la compañía aérea, por medio de una ley, recibió un terreno de propiedad del Estado en 2012 y que como corresponde, “fue registrado en Derechos Reales a nombre de la aerolínea estatal”.

En parte del terreno, Casso confirmó que funciona el centro de mantenimiento de aviones de la línea estatal, como lo establece la ley.

También se intentó tener una explicación por parte del ministro de Defensa, Javier Zavaleta, pero no contestó la llamada, hasta el cierre de la edición de este medio. /MAM

Tags