Escucha esta nota aquí

Nuevamente la lluvia paralizó el tráfico de vehículos en la ruta antigua al interior, en la que se registraron derrumbes y una mazamorra a la altura del kilómetro 77, en las cercanías de Bermejo. Hace una semana ocurrió lo mismo.

El gerente regional de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), Adhemar Rocabado, indicó que el cierre se produjo a las 11:00 debido a la imposibilidad de que los vehículos pasen por la presencia de piedras, árboles y lodo en la capa asfáltica, además del peligro que significaba para los viajeros y conductores transitar por ese tramo en la carretera que conduce a los pueblos de los valles cruceños y al interior del país.

Perjuicios
Rocabado manifestó que el tiempo tampoco permitió el desplazamiento de maquinaria al lugar para despejar la ruta porque los deslizamientos eran frecuentes de manera que los trabajos para despejar la vía recién comenzaron pasadas las 16:00 y el permiso de circulación se dio después de las 20:00, con recomendaciones para que los conductores tomen las precauciones del caso.

La autoridad expresó que además de los perjuicios a los pasajeros, se trataba de evitar que las verduras que traen de los valles a la ciudad no se deterioren por lo que la reparación se aceleró. Las otras vías del departamento están transitables, incluso la nueva al interior, dijo Rocabado