Escucha esta nota aquí

Sacha Llorenti, el coagente boliviano para la demanda marítima que presentó en la Corte Internacional de Justicia, habló con el diario EL DEBER para hacer una evaluación de la primera jornada de alegatos orales. Afirma que el equipo jurídico de Bolivia presentó pruebas contundentes contra la posición chilena y que no solo están basados en el Tratado de Paz y Amistad de 1904.

El representante boliviano dijo que este caso está enraizado en el derecho internacional y que los jueces de la corte de La Haya tienen la llave para abrir la puerta para zanjar el conflicto que tiene Bolivia y Chile.  

Tras la presentación de los alegatos orales de ayer, el político conversó con este medio de comunicación.

 ¿ Qué evaluación tiene de la primera jornada de los alegatos orales?
Esta ha sido una jornada importante en la que Bolivia ha empezado la fase oral de sus alegatos, en la que ha presentado ante la corte pruebas irrefutables de los compromisos, de los acuerdos, declaraciones, de la práctica diplomática chilena para otorgarle a Bolivia un acceso soberano al Pacífico. 

Todo ese cúmulo de pruebas genera una obligación que tiene Chile de negociar con Bolivia un acceso soberano al océano Pacífico. 
Hoy, tanto el agente como los abogados internacionales han empezado a presentar estas pruebas más allá de la fase histórica que es muy importante, se ha demostrado que este es un caso enraizado profundamente en el derecho internacional y que la corte tiene una oportunidad, como lo decía muy bien el último abogado que nos representaba, ahora que hay un muro, debería haber una puerta y esa puerta puede abrirla la Corte Internacional de Justicia.

Haciendo referencia a la puerta, el canciller Roberto Ampuero decía que Bolivia quiere entrar por la puerta trasera a recuperar el mar, ¿qué comentario tiene?

Todos conocemos la historia y no debería de tergiversarse lo que ha sucedido, Bolivia ha sido víctima de una invasión, que le ha cercenado su territorio, el litoral y el acceso soberano al océano Pacífico, pero nosotros no estamos hablando ni relacionando con el tratado de 1904, sino que además del tratado de 1904, son los compromisos que tiene Chile para negociar una salida soberana al océano Pacífico, entonces nosotros vamos a seguir concentrados, en lugar de dar una respuesta mediática a la distinguida delegación de Chile, en lo que vamos a presentar a los jueces de la Corte Internacional de Justicia.

¿Qué se puede esperar de la segunda jornada de los alegatos orales?
Bueno, no voy a adelantar los argumentos, pero ya nuestro agente ha dado el rol de los oradores. Se va a continuar con la demostración de nuestras pruebas y vamos a hacer un énfasis importante, no el único, acerca de las resoluciones aprobadas por la Organización de Estados
Americanos como esa de 1979 que la recordamos permanentemente, como también los otros hitos históricos, que reitero, que enraizado en el derecho internacional son una prueba contundente de la obligación que tiene Chile de negociar en un acceso soberano al océano Pacífico para Bolivia.