Escucha esta nota aquí

El senador Aécio Neves, principal líder de la oposición en Brasil, expresó ayer su apoyo a los miles de brasileños que regresaron a las calles para protestar contra el Gobierno y la corrupción, pero se abstuvo de engrosar las marchas para, explicó, no darles una “connotación partidaria”.

El presidente del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), derrotado en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de octubre por la presidenta Dilma Rousseff por solo tres puntos porcentuales, divulgó una nota para expresarles su apoyo.

Entretanto, los grupos minoritarios que defienden una intervención militar “constitucional” en Brasil aprovecharon la multitudinaria protesta en San Pablo para volver a pedir un golpe contra la presidenta brasileña.