Escucha esta nota aquí

Una avioneta Cessna, de matrícula boliviana CP 2927, que trasladaba 288.8 kilos de cocaína, fue derribada por agentes de inteligencia de la División de Operaciones Especiales Antidrogas de Perú en la provincia de Satipo, región Junín.

Según señala un despacho de la agencia estatal peruana Andina, la División de Operaciones Especiales Antidrogas (Divoead) tras recibir información confidencial, planificó un operativo en el centro poblado El Progreso, situado en el distrito de Río Tambo, provincia de Satipo.

Los 17 agentes especializados de Los Sinchis de Mazamari, bajo el mando del coronel PNP Jesús Torres Chang, llegaron hasta la zona en un operativo helitransportado y neutralizaron la nave. Del interior de la avioneta recogieron información clasificada y decomisaron 288.8 kilos de cocaína que se encontraban empacados en sacos de polietileno negro; equipos de comunicación y armas de fuego. Finalmente incineraron al nave. 

Pista clandestina

La pista aérea clandestina era operada por el crimen organizado de la zona alta del Ene, dedicado a cobrar por el despegue de narcoavionetas y darles protección.

La intervención policial estuvo acompañada por un representante de la Fiscalía para Tráfico Ilícito de Droga, el mismo que autorizó la incineración y destrucción de la pista clandestina.

Las autoridades investigan la información de los lugareños que afirman que existen empresas dedicadas a la construcción de pistas clandestinas que son alquiladas a clanes del narcotráfico que operan impunemente bajo las fachadas de constructoras.

Los agentes policiales realizan vigilancia en el ámbito geográfico del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), donde se ubica la base policial, para combatir las incursiones de avionetas bolivianas dedicadas al tráfico de cocaína desde esta región a Bolivia.