Escucha esta nota aquí

Desde el lunes pasado no para de hablarse de Meghan Markle la prometida del príncipe Harry y de todo lo que su ingreso a la familia real británica implica. Divorciada, feminista, mestiza, extranjera, independiente económicamente y con profesión, algunos la ven como la bocanada de aire fresco que necesitaba la realeza para sacarse el polvo de siglos.

Es tal la fascinación que cada vez que la actriz de Suits usa una prenda 'low cost' se agota al instante. Pasó con un par de jeans rotos que vistió en su primera aparición pública con Harry y con el tapado blanco de la firma canadiense Line The Label con el que anunció su matrimonio. Pero ahora no solo la gente quiere usar lo que ella lleva, ¡también quiere su nariz!

Según el sitio especializado Allure, la nariz de Markle es actualmente una de las más pedidas en las clínicas de cirugía estética en Estados Unidos. El médico Stephen Greenberg asegura que no es una nariz perfecta pero al ser delgada y definida se ajusta a muchos perfiles. "Tiene una joroba dorsal muy leve que es casi indetectable cuando la mirás desde el frente. Ahora ella es una de las favoritas en nuestra clínica entre todas las celebridades que inspiran a la gente. Incluso diría que la más solicitada", explicó.