Escucha esta nota aquí

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó este viernes por unanimidad una resolución que respalda un ambicioso plan de paz para Siria.
La resolución prevé que "a comienzos de enero" se inicien negociaciones entre el gobierno y los rebeldes sirios para poner fin a cuatro años y medio de guerra y que se declare un cese al fuego.

El texto pide a la ONU preparar en el plazo de un mes varias opciones para poner en marcha "un mecanismo de verificación y supervisión" del cese al fuego.

Estados Unidos, Rusia y otros tres miembros permanentes del Consejo de Seguridad (Francia, Reino Unido y China) habían acordado dar su apoyo a los esfuerzos diplomáticos para buscar una salida en Siria.

Sin embargo, la resolución no menciona uno de los asuntos más controversiales: la suerte del presidente sirio Bashar Al Asad.

Según la agencia de noticias EFE, en el texto se señala que las Naciones Unidas debe convocar a representantes del régimen sirio y de la oposición a "negociaciones formales sobre un proceso de transición" de forma "urgente", con la fecha de "comienzos de enero" como meta para "el inicio de las discusiones".

La ONU será también la encargada de impulsar un alto al fuego en todo el país que entre en vigor tan pronto como el Gobierno y la oposición "hayan comenzado los pasos iniciales hacia una transición política".
De ese cese de las hostilidades quedarán excluidos grupos terroristas como el Estado Islámico (EI) y el Frente al Nusra.