Escucha esta nota aquí

La marihuana legal, producida bajo el control del Gobierno de Uruguay, estará disponible en las farmacias antes de que acabe este año, informó este jueves el nuevo secretario general de la Junta Nacional de Drogas (JND) uruguayo, Milton Romani.
 
"Los consumidores que quieren adquirirla en las farmacias tendrán
que esperar un poco más, a lo mejor dos meses, a lo mejor menos,
pero va a llegar", aseguró Romani en declaraciones a EFE.

Romani salió al paso de recientes informaciones que señalaron que
el nuevo Gobierno, encabezado por Tabaré Vázquez, había dado marcha atrás con respecto a que sean las farmacias las encargados de
comercializar el cannabis legal, como determina la ley aprobada en
2013 por el anterior Ejecutivo, liderado por José Mujica.

Antes de asumir la presidencia el pasado 1 de marzo, Vázquez había manifestado en alguna ocasión su preocupación en cuanto a que
establecimientos habilitados para vender medicamentos se ocuparan de la venta del cannabis, uno de los aspectos aun por definir de la ley que regula la producción y venta de marihuana en Uruguay.

Romani aseguró que las preocupaciones del mandatario han sido revisadas y que los representantes de las farmacias expresaron su
interés en proveer el servicio.

Adjudicación de licencias de venta

Según destacó el funcionario, las once empresas que se presentaron para plantar y proveer la marihuana que será vendida todavía carecen de determinados documentos para finalizar el proceso.

Sin embargo, el secretario general es optimista con que esta etapa no debe demorar "más que dos semanas" e informó de que las semillas ya están listas para la siembra luego de la aprobación de las empresas definitivas por parte de la JND.

Una vez adjudicadas las licencias, las empresas deberán instalarse en el predio -propiedad del Estado- que se acondicionó en el departamento de San José, en el centro sur del país, para plantar el cannabis que posteriormente se venderá en farmacias que hayan obtenido la correspondiente licencia.

Por otro lado, el secretario afirmó que se está finalizando el desarrollo del software que permitirá la confidencialidad de los datos de los consumidores debidamente registrados y habilitados para comprar la droga.