Escucha esta nota aquí

El Cónsul de Chile en Bolivia, Milenko Skoknic, afirmó que por el momento la ayuda humanitaria que ofrece el país no es necesaria y que eso se comunicó a todos los gobiernos que intentaron enviar víveres a las regiones afectadas por las lluvias. 

“El Gobierno de Chile ha hecho saber a todos los gobiernos que, por el momento, no requerimos de ningún implemento particular, ningún despacho de ayuda porque esperemos tener estos elementos en Chile como para poder llegar a las familias, a los albergues, a los afectados”, dijo el diplomático, según Prensa Latina. 

En la víspera, el vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, lamentó que el vecino país rechazara 10 toneladas de agua que se pretendió enviar el  fin de semana. "Ellos deciden, nosotros no opinamos. Hemos visto a personas que necesitaban agua y alimento", explicó.

Respecto al trascendido, el cónsul indicó que "no queremos que parezca que le estamos diciendo que no a Bolivia, sólo que por el momento no lo creemos necesario”. Una posición similar a la que dio a conocer en los días pasados el ministro de Defensa de Chile, Jorge Burgos.

Los datos indican que las lluvias registradas en Coquimbo, Atacama y Antofagasta dejaron hasta el momento 17 personas fallecidas, 20 desaparecidos y casi 27.000 personas damnificadas, la mayoría en albergues.