Escucha esta nota aquí

Las empresas alemanas K" Utec y Ercosplan y la suiza Seps Salt & Evaporation Plants Ltda pugnan en una licitación para adjudicarse en Bolivia el diseño de una planta industrial de producción de carbonato de litio para su uso en la fabricación de baterías, informó este martes el Gobierno.

Las tres empresas hicieron sus ofertas económicas el lunes y estas serán evaluadas durante dos o tres semanas para definir cuál será la elegida para el contrato, señaló la Gerencia Nacional de Recursos Evaporíticos del Ministerio de Minería en un comunicado.

Ercosplan propuso hacer el proyecto de ingeniería por una suma aproximada de 3,1 millones de dólares, mientras que K"Utec y Seps Salt coincidieron en una oferta de alrededor de 4,8 millones de
dólares, según los datos oficiales.

115 millones de dólares ya invertidos 

Bolivia ya produce carbonato de litio en una planta piloto inaugurada en 2013 y que opera en el Salar de Uyuni, donde está la mayor reserva mundial del producto, aunque casi sin explotación. 

El Gobierno del presidente Evo Morales ha decidido que Bolivia avance por su cuenta en la industrialización del litio, sin socios extranjeros si estos no ofrecen instalar en el país andino la construcción de una fábrica de baterías y automóviles eléctricos.

Morales anunció hace poco que se invertirán 617 millones de
dólares
hasta 2018 para el desarrollo de la industria del litio, que
se sumarán a otros 115 millones ya invertidos hasta el año pasado.

El salar de Uyuni, situado en la región andina de Potosí, tiene una extensión de 10.000 kilómetros cuadrados.