Escucha esta nota aquí

Una misa de cuerpo presente marca el inicio de la despedida al cuerpo de Carlos Villegas Quiroga, extinto presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), que falleció el sábado en Chile a causa de una complicación cardio-respiratoria. 

Rostros serios, mucha tristeza y pesadumbre se ven reflejados en el último adiós al ideólogo de la nacionalización en el país, hombre de 64 años que se negó a dejar la presidencia de la más importante empresa estatal de Bolivia, pese a la sugerencia de su médico. 

"Como presidente de YPFB consolidó la nacionalización e inició la industrialización. Estas obras serán inolvidables, pero recordar también como un gran soldado de nuestra revolución. Como compañero de lucha nunca se rindió al modelo neoliberal", valoró Evo Morales.

Añadió que "extrañará las bromas como amigo" y resaltó su gran valor profesional, su honestidad y su compromiso con el proceso de cambio. "He decidido mediante Decreto Presidencial denominar "Carlos Villegas Quiroga" a la planta separadora de líquidos de Gran Chaco", informó.

El cuerpo de Villegas será trasladado desde plaza Murillo en una caravana hasta las oficinas de YPFB, dónde los trabajadores darán un último adiós a su presidente; luego, irá a descansar al cementerio Jardín de la ciudad de La Paz. 

"Es una pérdida inmensa. Hombre honesto, difícil de reemplazar", dijo Evo Morales al recibir en el hangar presidencial de la ciudad de El Alto los restos mortales de Villegas. El vicepresidente Álvaro García Linera sostuvo que "simboliza el compromiso de una generación al servicio del movimiento popular, indígena y campesino".

Durante la víspera recibió un extenso homenaje, donde autoridades, dirigentes sindicales, líderes indígenas y la población en su conjunto hicieron uso de la palabra para recordar algunos aspectos de la vida de Villegas. 

Recorrido que seguirá el cuerpo de Villegas (foto @eserres),

Ruta que seguirá el cuerpo de Carlos Villegas.