Escucha esta nota aquí

Una segunda revisión médica determinará si es necesario realizarle estudios por imagen al defensor de Oriente Petrolero Jorge Paredes, que terminó el clásico cruceño 181 con una distensión en el codo izquierdo. Después de mediodía se conocerá si puede ser tomado en cuenta para el partido ante Real Potosí, que se disputará este domingo (17:15), en el estadio Víctor Agustín Ugarte.

Paredes será observado por el médico del club, Javier Gómez, la mañana de este viernes, cuando el equipo vuelva a entrenarse en San Antonio. “Todo dependerá cómo está hoy”, dijo Gómez, antes de iniciar la jornada de trabajo. El zaguero comenzó su tratamiento la noche del jueves con analgésicos, desinflamatorios y suficiente hielo en la zona afectada.

Su lesión se dio cuando se disputaban los últimos segundos del empate ante Blooming (1-1), cayó mal tras una jugada. El árbitro Ivo Méndez terminó el compromiso con el zaguero en el suelo y sus compañeros fueron los primeros en auxiliarlo, ya que no lograba ponerse en pie por el fuerte dolor. Después de ser observado por el cuerpo médico, se levantó y se fue al vestuario.

Su ausencia sería visible

Si es que Paredes no se recupera, la última línea del equipo refinero sentirá su ausencia, ya que tuvo un bien desempeño en los diferentes compromisos y ante la academia no fue la excepción, es más, fue la figura. Luis Haquin y Gustavo Olguín serán los llamados a contrarrestar el ataque del conjunto lila, que buscará el partido porque actúan de local. Abraham Cabrera también es una opción.

Una ‘enfermería’

El DT verdolaga, Néstor Clausen, tiene varias bajas, como el lateral derecho Juan Carlos Zampiery (lesión del ligamento cruzado y lateral externo de la rodilla izquierda), el mediocampista Rodrigo Rodríguez (corte en dos dedos de la mano izquierda) y el delantero Yasmani Duk (lesión en la rodilla izquierda).